Entrevista a Maite Madinabeitia

Entrevista a Maite Madinabeitia

¡Hola, lectores ligeros! Hoy entrevistamos a Maite Madinabeitia, traductora de inglés y japonés. Algunos tal vez la conozcáis por su estupendo trabajo en el manga de Bakemonogatari, o la novela ligera Accel World.

Tuve el placer de hablar con Maite sobre el mundo de la traducción profesional, sobre manga, literatura, música, y sobre todo novelas ligeras. Sin más preámbulos, ¡comenzamos!



Maite Madinabeitia, traductora de inglés y japonés

NLsite: Lo primero de todo, muchas gracias por aceptar la entrevista, Maite.

Maite Madinabeitia: Gracias a ti, es un placer poder compartir una taza de té y unas palabras con vosotros.

NLsite: Para el que no te conozca, ¿puedes contarnos un poco quién eres, tus orígenes, y a lo que te dedicas?

M. M.: Soy traductora de inglés y japonés a castellano licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona. Aunque me he especializado en la traducción de manga y animación, he trabajo también con otros registros: juegos de mesa, material publicitario, novela, series de televisión, cine, ensayo y entrevista.

Maite y su gato
Maite y su inseparable gato Crowley.

Trayectoria académica y profesional

NLsite: Tu currículum es muy extenso: Licenciada en Humanidades, Máster en Estudios Comparados de Literatura, Arte y Pensamiento, Licenciada en Traducción e Interpretación… ¿Siempre tuviste claro que lo tuyo eran las letras y la literatura?

M. M.: Lo cierto es que fue una apuesta de última hora. Durante mi adolescencia estuve muy interesada en la informática e hice varios cursos de programación. No fue hasta llegar al bachillerato cuando afloraron las inquietudes más humanísticas: lenguas vivas, lenguas muertas, filosofía, antropología, psicología y, en realidad, todo lo que tuviera que ver con la naturaleza del ser humano.



NLsite: ¿Nos puedes detallar tu trayectoria académica y profesional?

M. M.: Tuve la inmensa suerte de empezar a trabajar como traductora de manga y anime antes de acabar la carrera universitaria. Acababa de regresar de una beca cerca de Tokio cuando me inicié en el mundo laboral con la traducción de una serie de Minetarô Mochizuki titulada Maiwai.

Tras diez años trabajando en el sector, decidí volver al mundo académico y cursar un máster de Estudios Comparativos de Arte, Literatura y Pensamiento de la Universidad Pompeu Fabra para terminar de formarme. Después de dedicar una década a la traducción de ficción, me di cuenta de que necesitaba unas bases más sólidas sobre literatura, narratividad y el lugar que ocupan dentro del amplio espectro de las manifestaciones culturales.

Maite Madinabeitia

Acabé el máster con buenos resultados y con un catedrático interesado en dirigir mi tesis doctoral sobre el desarrollo del individuo en la sociedad moderna, así ingresé en el doctorado; pero por desgracia no pude terminarlo por motivos personales.

Tras toda buena traducción hay una buena compresión lectora, una asimilación de matices, una desverbalización y una reverbalización en la lengua de destino con palabras completamente diferentes que consigan conservar el mensaje y matices originales.”



NLsite: ¿Algún consejo para los que aspiran a ser traductores?

M. M.: Es tan elemental y debe de haberse repetido tantas veces que incluso me da reparo decirlo: lee mucho y escribe mucho.

La traducción suele considerarse un ejercicio automático de conversión de palabras de una lengua a otra. La realidad es mucho más compleja. Tras toda buena traducción hay una buena compresión lectora, una asimilación de matices, una desverbalización y una reverbalización en la lengua de destino con palabras completamente diferentes que consigan conservar el mensaje y matices originales.

No es tan fácil como encontrar el equivalente más cercano para una frase, sino ser capaz de captar las implicaciones de un texto y reproducirlas en otra lengua.

Maite Madinabeitia

Maite y el japonés

NLsite: ¿Qué te llevó a especializarte en la traducción de mangas y novelas japonesas? ¿Fue algo buscado o fortuito?

M. M.: Digamos que queda a caballo entre lo buscado y fortuito. Comencé la carrera de Traducción e Interpretación en la Universidad del País Vasco estudiando inglés y alemán. En aquella época tenía un interés bastante marcado por la escena gótica y visual de Japón, así que aprender el idioma se convirtió en la manera de profundizar en ella. Un buen día solicité el traslado de expediente y me mudé a estudiar en Barcelona.



Cuando barajas varias posibilidades en la traducción, siguen presentes como ecos al releer el texto y acabas cuestionándote cosas que no deberías y emborronando tu propio trabajo.”

NLsite: ¿Cuál es la parte más compleja o desagradecida de tu trabajo como traductora de japonés? Y por el contrario, ¿cuál es la más satisfactoria?

M. M.: Supongo que la respuesta puede aplicarse a cualquier idioma, pero odio releerme a mí misma. Puedo traducir con respeto y cariño prácticamente cualquier género; pero detesto las últimas lecturas en las que tengo que afinar el texto. Cuando barajas varias posibilidades en la traducción, siguen presentes como ecos al releer el texto y acabas cuestionándote cosas que no deberías y emborronando tu propio trabajo.

Otro de los aspectos más duros del trabajo, al margen de las fechas de entrega, es la soledad del traductor. Por mucho que te guste lo que estás haciendo, no puedes compartirlo. Ahora bien, la recompensa viene meses después cuando el trabajo sale a la luz y los lectores son tan amables de compartir sus impresiones contigo. Esa sensación es inestimable para alguien que ha creído siempre que el traductor debe ser una figura invisible.

Entre los aspectos positivos, creo que destaca la posibilidad de contar historias. Me parece que es uno de los rasgos que nos hace humanos. Traduzcas lo que traduzcas, poder trabajar en este sector te enseña mucho sobre el mundo y las distintas maneras de experimentar los acontecimientos.



NLsite: ¿Existe algún escollo gramatical, léxico o cultural de la lengua japonesa que la haga especialmente difícil de traducir?

M. M.: Creo que el principal riesgo del japonés radica en las diferencias estructurales con el castellano, por lo que una reproducción exacta del texto japonés no siempre arroja los mismos resultados en castellano. Esta es la razón por la que en ocasiones frases, expresiones o exposiciones completamente naturales y espontáneas en japonés se convierten, por arte de magia negra, en fragmentos de texto oscuro y aparentemente profundo en castellano. En cuanto bajas la guardia y te pegas demasiado al texto original, acabas convirtiendo un diálogo cotidiano en una conversación filosófica de profundo calado.

Maite Madinabeitia

Hablando de aspectos más concretos, la ausencia de marcas obligatorias de singular/plural o masculino/femenino son un continuo quebradero de cabeza. En japonés estos rasgos no se especifican, pero en castellano es obligatorio establecerlos. Por supuesto, hay trucos para disimularlo, pero pueden hacerte retorcer el texto durante miles de palabras porque no sabes si se está hablando de un “abogado” o “abogada”, de una “pieza clave” o “varias piezas clave”. Cuando el texto corresponde a una novela, no hay problema: puedes volver atrás y editarlo. Cuando se trata de una publicación por entregas, acabas rezando a todo lo que se te ocurre para no haber pasado nada por alto.

“Creo que el principal riesgo del japonés radica en las diferencias estructurales con el castellano, por lo que una reproducción exacta del texto japonés no siempre arroja los mismos resultados en castellano.”



NLsite: ¿Cuál es tu palabra o expresión favorita del japonés y por qué?

M. M.: 痛みを抱(itami o daku). Literalmente se traduciría como “abraza el dolor”, aunque una adaptación más natural sería “acepta el dolor”. Creo que vivimos en una cultura que nos obliga a extirpar el dolor, el sufrimiento y la tristeza de nuestra experiencia vital. Se nos obliga a ser felices y compartir nuestra alegría, de modo que tendemos a pensar que las emociones melancólicas son una anomalía, algo que no debería pertenecer a nuestra esfera de sentimientos. Ese rechazo no puede traer nada bueno. El dolor hay que aceptarlo como otra parte más de la vida para no quedar bloqueado y atrapado en él.

NLsite: ¿Qué recomiendas a los que quieren aprender el idioma?

M. M.: Que se armen de paciencia y constancia. El japonés es un idioma con dos principales dificultades: la ambigüedad de sus expresiones y su vocabulario. El primero se soluciona perfeccionando las habilidades lectoras… para el segundo siempre existirán buenos diccionarios.

Maite y las novelas ligeras

“Como producto literario es una oferta, sobre todo orientada al público juvenil, que puede cubrir unas necesidades y un nicho de mercado.”

NLsite: Hace una década hubiera sido impensable, pero en los últimos años hemos experimentado un crecimiento de las ventas de novelas ligeras en nuestro país. Muchos lectores, especialmente jóvenes, están descubriendo el placer de la lectura gracias a ellas. ¿Crees que este sector tiene futuro en España en particular, y en el mundo hispanohablante en general?



M. M.: Me gustaría decir que sí, pero no soy la persona más indicada para juzgarlo. Como producto literario es una oferta, sobre todo orientada al público juvenil, que puede cubrir unas necesidades y un nicho de mercado. Sin embargo, como sucede con todo producto editorial, la decisión final la tienen los números: cuanto más limitadas sean las tiradas, mayores son los costes relativos de producción. En este sentido, la promoción, la expansión y la aceptación del producto juega un papel fundamental. Aunque el género en sí pudiera tener cabida en el mercado debido a su naturaleza, el comportamiento del mercado implica una serie de factores completamente ajenos a la calidad de una obra.

El lugar de trabajo de Maite Madinabeitia
El lugar de trabajo de Maite.

NLsite: Hay quien clasifica a las novelas ligeras como literatura de segunda clase, o directamente no las considera literatura. Éste escenario es parecido al que sufrieron los cómics anglosajones, hasta que guionistas como Alan Moore con Watchmen, o Neil Gaiman con The Sandman, lograron el reconocimiento de la crítica.

En concreto, Moore dijo que quería crear «un Moby-Dick de superhéroes; algo que tuviese esa clase de peso, esa clase de intensidad». ¿Crees que novelistas como NisiOisiN con Monogatari ya lo han logrado, o por el contrario nos hace falta un Moby-Dick que dignifique el medio?

M. M.: Una vez más hablo como no experta, pero me inclino a pensar que ya existen obras de calidad que puedan considerarse un Moby-Dick de las novelas ligeras, es decir, que asienten el género y muestren la profundidad que puede llegar a alcanzar. Creo que en este caso se trata más bien de un problema de ámbito y mercado: existen, pero aún no han llegado o no se les ha dedicado la atención que merecen. Creo que para ello aún tendrían que trascender el sector de los aficionados al manga y el mundo oriental para empezar a caminar por su propio pie.



“Me inclino a pensar que ya existen obras de calidad que puedan considerarse un Moby-Dick de las novelas ligeras.”

NLsite: En la era de los libros electrónicos, sorprende que la mayoría de lectores compren las novelas ligeras en formato físico. ¿Crees que se debe a la conexión que sienten con una determinada historia, al afán coleccionista de un público muy específico, o hay otra razón?

M. M.: Mi director de tesis decía que el libro es uno de los mejores inventos que ha creado el ser humano. No solo por su capacidad para contar historias, sino por el modo en el que se adapta a la anatomía humana.

Es cierto que el afán de coleccionismo juega un papel fundamental, pero creo que el contacto del papel y la tinta impresa (la manifestación física de un contenido inmaterial) tiene un valor que no deberíamos subestimar. El modo en el que un volumen bien editado se adapta a las manos, la amplitud de los márgenes para facilitar la lectura y la sensación de avanzar en la historia a medida que las páginas se acumulan puede gustar más o menos, pero es insustituible.



NLsite: ¿Qué novela ligera es tu preferida, o la que más disfrutaste traduciendo?

M. M.: Me temo que mi trayectoria en este sector es aún muy breve. Solo he tenido el gusto de trabajar con El niño y la bestia y Accel World. Han sido experiencias muy distintas. En el primer caso había ya una película estrenada en cines, lo que me facilitó bastante el trabajo. En el segundo caso, la libertad era más amplia, pero también el universo era más complejo y di gracias de todas las horas invertidas jugando delante de una pantalla de ordenador.

Conociendo a Maite

NLsite: El traductor, artista, o pensador que más te haya inspirado.

M. M.: Hay unos cuantos. Las obras de Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Herman Hesse y Friedrich Nietzsche siempre revolotean por mí cabeza. Y últimamente parece que esté viviendo un tórrido romance con Albert Camus. Creo todos ellos eran individuos con una personalidad muy marcada y una percepción del mundo única y particular que han contribuido a construir la mía.

Golden Kamuy
Golden Kamuy es una maravilla de la narración en la que los registros más diversos se alternan con una naturalidad apabullante.”

NLsite: Cuál es tu obra literaria favorita y por qué. Si la pregunta te resulta muy amplia, puedes mencionar tu novela favorita, manga favorito, cuento favorito, etc. O por períodos históricos.



M. M.: Creo que mi catálogo de obras favoritas es de lo más disperso que se pueda imaginar. Mi cuento favorito de pequeña eran Las zapatillas rojas. Mi tesis versaba sobre tres obras literarias que leo una vez al año: El retrato de Dorian Gray, Demian: La juventud de Emil Sinclair y Orlando: Una biografía. Los cuentos de Edgar Allan Poe y las aventuras de Sherlock Holmes también son clásicos a los que siempre vuelvo, como la poesía de Tennyson o Juan Eduardo Cirlot.

En cuanto al manga, por fortuna o por desgracia, leo únicamente lo que traduzco. A este respecto no dejaré de demostrar mi admiración por dos obras: Maiwai de Minetarô Mochizuki y Golden Kamuy de Satoru Noda. Ambas son historias de aventuras con un ritmo narrativo espectacular y una fuerza arrolladora. Golden Kamuy es una maravilla de la narración en la que los registros más diversos se alternan con una naturalidad apabullante. El humor es soberbio, pero lo más curioso de todo es que al otro lado de esa fachada tan espontánea hay una trama muy bien hilvanada en la que todos y cada uno de los cabos se atan.

NLsite: Una cita que te guste especialmente.

M. M.: But in her web she still delights to weave the mirror’s magic sights. Está extraída de “La dama de Shalott”, un poema Alfred Tennyson. Entre las múltiples interpretaciones posibles, una de ellas habla de la dificultad del creador para conciliar la esfera del arte y la esfera de la vida. Muchas veces las visiones artísticas son más luminosas y nítidas que la propia realidad en la que se inspiran.

Maite Madinabeitia

“Todas y cada una de las palabras que traduzco han tenido siempre su banda sonora.”



NLsite: Dejando a un lado la literatura, ¿qué aficiones tienes?

M. M.: Aunque en estos momentos no dispongo de demasiado tiempo, he jugado desde los nueve años y estoy sacando mucho provecho a esa pequeña plataforma llamada Steam. El mundo de los videojuegos es un universo aún por explorar y sus posibilidades a la hora de contar historias que impliquen al jugador es sorprendente.

Por temporadas me he dedicado a la costura, a la escritura, a los juegos de lógica y deducción… En realidad, cualquier oferta de ocio que pueda incorporar a mi vida cotidiana. Otra de las cosas que no puede faltar en mi vida es la música. Todas y cada una de las palabras que traduzco han tenido siempre su banda sonora.

NLsite: Una palabra que te defina.

M. M.: Terca como una mula. Tal vez no sea una palabra, pero creo que recoge todos los matices de esa cabezonería que no siempre es buena y que a menudo te lleva a darte de cabezazos contra una pared.



NLsite: Muchas gracias de nuevo por la entrevista, Maite. Ha sido todo un placer. Te deseo lo mejor tanto en la vida personal, como profesional.

M. M.: Muchísimas gracias a ti. Ojalá se presenten más ocasiones como esta. 😊

Recordad que podéis seguir a Maite Madinabeitia en su cuenta de Twitter si queréis leer alguno de sus interesantes hilos sobre el mundo de la traducción.

Entrevista a Maite Madinabeitia
5 (100%) 11 voto[s]

 




Si te ha gustado, te interesará:

 

M. Escabias

Novelista y escritor. Amo las buenas historias, el poder de las palabras, y las mezclas de géneros. Fundador, webmasterblogger, community manager, y mil cosas más de NLsite. Apasionado de las novelas ligeras, la literatura, las visual novels, la música, el manga y el anime.
M. Escabias
M. Escabias

Autor: M. Escabias

Novelista y escritor. Amo las buenas historias, el poder de las palabras, y las mezclas de géneros. Fundador, webmasterblogger, community manager, y mil cosas más de NLsite. Apasionado de las novelas ligeras, la literatura, las visual novels, la música, el manga y el anime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *