¿Por qué amo Monogatari?

¿Por qué amo Monogatari?

“Cada vez que suspiras se te escapa un poco de felicidad por la boca.”

¿Sería muy dramático decir que Monogatari cambió mi vida? Por supuesto, pero tampoco se alejaría de la realidad. Pongámonos en situación: mis principales influencias como novelista provienen de la literatura fantástica y épica. Así pues, ¿por qué mi anime y novelas ligeras favoritas son éstas y no otras? Recordemos que en Monogatari no hay épica. Salvo la de personas normales que luchan contra sus demonios.

Todas las historias tienen un principio

“Hay oscuridad en este mundo, y criaturas que viven en ella. Por ejemplo, una vive en mi sombra.”

Para un análisis más técnico de las novelas ligeras os remito a este artículo. Esta vez, más que una reseña, me gustaría daros mi opinión subjetiva y personal.



Me apasiona Monogatari. Y sin embargo, cuando quiero explicarle a alguien el motivo me cuesta encontrar las palabras. Mentiría si dijese que es por la complejidad de la serie, o porque se puede analizar desde muchos puntos de vista, aunque ambas afirmaciones sean ciertas. La verdadera razón es que tiene un significado muy especial para mí, y temo no ser capaz de hacerle justicia.

Yo intentando convencer a la gente para que vea Monogatari
Soy más pesado que el cangrejo de Hitagi.

Aunque siempre he sido aficionado a la animación japonesa, Monogatari fue la primera serie que me hizo pensar que estaba ante una obra de arte. Con todas las letras. Tan digna como una película, o un buen libro. Y hablando de libros, fue el motivo por el que comencé a comprar y leer novelas ligeras. No sería descabellado afirmar que, sin Monogatari, NLsite no existiría.

Monogatari y el arte de contar historias

“Permíteme mezclar la realidad y la ficción en una telaraña de verdades y mentiras y así contar la historia de amor entre Koyomi Araragi y Hitagi Senjogahara. No garantizaré su legitimidad, pero sí su calidad.”

Lo que más amo en este mundo son las palabras, y las historias que se pueden crear con ellas.  Son mi razón de ser.



A lo largo de mi vida me han interesado muchas historias diferentes, pero podríamos englobarlas en dos fases. Una primera, asociada a mi niñez y adolescencia, en la que me interesaban los hechos, y una segunda en la que comenzaron a interesarme las personas. Monogatari pertenece a a esta segunda etapa.

 

Como lector, hoy día busco las pequeñas historias, los insignificantes, y a la vez hermosos, logros, miserias, y problemas de la gente común. Si amo esta saga es porque Monogatari supuso ese punto de inflexión, como artista y como persona, en mi vida. Fue un mazado, un golpe que revolvió todo mi ser. La obra de NisiOisiN es una de las creaciones que más me han influido, y me animó a salir de mi zona de confort cuando sólo escribía fantasía épica.

Todas las historias tienen un fin

“Hace mucho tiempo, en un cierto lugar, vivía un tipo extraño llamado Koyomi Araragi. Aún sigue viviendo. Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.”

¿Por qué amo Monogatari?

Llegamos al epílogo, o mejor dicho, a la conclusión de esta historia. Con el paso del tiempo descubrí que, en realidad, Monogatari no trata de monstruos y dioses. Al contrario: los verdaderos protagonistas son los humanos.

Esta saga es un rito de paso, una iniciación, la transformación del niño en adulto. El auténtico tema principal es cómo el individuo se enfrenta a la adolescencia, la soledad, y la incomprensión del propio yo. Como espectadores y lectores, vemos crecer a Koyomi Araragi, y deseamos que todo le vaya bien en la vida adulta.



Monogatari no es una historia para todo el mundo, pero es mi historia. Me ofreció un punto de vista completamente nuevo, o que por lo menos yo no había experimentado, acerca de la realidad, el arte, y la gente. Me enseñó a entenderme a mí mismo, a otros, y que todo es relativo. Pero por encima de cualquier cosa, me hizo soñar con sus personajes, y con su particular universo, como no me pasaba desde niño.

Ilustración ending Bakemonogatari

Ved, o leed,  Monogatari y ya me contaréis. Aunque por supuesto, esa será otra historia.

 

Si te ha gustado, te interesará:

 

M. Escabias

Novelista y escritor. Amo las buenas historias, el poder de las palabras, y las mezclas de géneros. Fundador, webmasterblogger, community manager, y mil cosas más de NLsite. Apasionado de las novelas ligeras, la literatura, las visual novels, la música, el manga y el anime.
M. Escabias
M. Escabias

Autor: M. Escabias

Novelista y escritor. Amo las buenas historias, el poder de las palabras, y las mezclas de géneros. Fundador, webmasterblogger, community manager, y mil cosas más de NLsite. Apasionado de las novelas ligeras, la literatura, las visual novels, la música, el manga y el anime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *